Barranca De Candameña En Chihuahua

Chihuahua es uno de los Estados de México que se caracteriza por sus intensos paisajes. Entre los más notables, mencionamos a aquellos que constituyen la zona de las barrancas. Ubicada al norte del país, la Sierra de Chihuahua forma parte de la zona ubicada al norte de la Sierra Madre Occidental. La cadena montañosa también llamada Sierra de Tarahumara está constituida por diferentes barrancas, cada una de las cuales goza de cierta especificidad y atrae a un gran número de turistas y curiosos que llegan cada año al lugar, con el afán de ponerse en contacto con la exuberancia de esa naturaleza.

Entre las barrancas, se destacan: la Barranca de Urique, la Barranca de Batopilas, la de Chínipas, la Barranca de Sinforosa, la de Cobre y la Barranca de Candameña. En esta ocasión, visitamos ésta última.

La Barranca de Candameña, con una profundidad máxima de 1750 metros, se destaca por la abrupta verticalidad de sus pendientes y quebradas, y por las angostas laderas que la constituyen. Así también, cuando en otras barrancas los precipicios más abismales se encuentran separados por kilómetros, aquí, sólo unos cien metros distinguen entre uno desfiladero y otro. Rebosante de elementos diferentes y caminos impredecibles, recorrer la inmensidad de este entorno, hace del recorrido una experiencia particularmente emocionante.

Por otro lado, la mayor parte de la Barranca de Candameña está dentro del Parque Nacional de Basaseachi. Por lo tanto, ingresar en este territorio, exige tener una máxima consideración y respeto por un entorno ten bien preservado. Allí, donde la mano del hombre casi no se siente presente, la zona de las barrancas se encuentra inmersa en medio de un frondoso bosque, con sus múltiples especies autóctonas de flora y fauna. El ecosistema está configurado además, por tierras húmedas y fértiles, en medio de un clima semi- tropical y muy cálido.

La Barranca de Candameña, en Chihuahua, posee numerosos elementos que enaltecen su majestuosa belleza. En este sentido, se destaca en primer lugar, porque tiene las dos cascadas más importantes y altas de todo México. Ellas son la llamada Piedra Volada, con unos 453 metros aproximadamente, y la Baseaseachi, que tiene unos 246 metros. Por esta razón, Candameña también se conoce como La barranca de las Cascadas y es uno de los atractivos turísticos más importantes de la región.

Además, este sitio, con todos sus relieves y recovecos, contiene la conocida peña del Gigante, que se postula como la pared de piedra totalmente vertical más alta del país. Tiene, nada menos, que 885 metros de altura.

En la más intima profundidad de la barranca, corre el río Mayo. Desde sus aguas se pueden realizar diversos deportes de aventura y otras actividades acuáticas, como parte de las maneras de conocer y de descubrir la maravilla de este alucinante rincón del mundo.

En las alturas, se puede apreciar un paisaje que no tiene paralelo. Vivir esta experiencia es algo que no tiene precio. La inmensidad de este lugar, su soberbia hermosura, de ningún modo puede ser atrapada en palabras. Tal vez, una fotografía nos relate algo, aunque sea un fragmento, de lo que significa ponerse en contacto con este espacio lleno de vida y de paz. En este sentido, sus miradores más convocantes son los de Baseaseachi, con una vista a la caída de agua de la cascada realmente incomparable, allí donde se siente toda la potencia y la fuerza del agua. El mirador La Ventana, que se ubica en medio del descenso y que nos posibilita otra perspectiva igualmente bella; la panorámica de Piedra Volada, que se ubica en la parte más alta de la cascada y que por lo tanto posee una visión impactante y cautivadora, y nos permite adentrarnos en la naturaleza de una manera nueva. Por último, el mirador El Gigante, desde el que se obtiene un paisaje mirado desde la inmensa formación rocosa.

Para llegar, es necesario visitar primero la pequeña comunidad de Basaseachi, que se sitúa a unos 279 kilómetros al oeste de Chihuahua. Se puede acceder perfectamente por la carretera que va a Hermosillo, en Sonora. Así también, desde la capital del Estado salen colectivos para poder llegar al poblado. Otra alternativa es llegar a ella desde la población de San Juanito, en cercanías de Creel.

Es importante decir que Basaseachi es una sencilla y pequeña comunidad de unos 300 habitantes. No es un desarrollado centro de turismo, por lo tanto cuenta con servicios limitados, algunos pocos hoteles y cabañas, como algunos simples restaurantes. Hay algunas áreas para acampar, pero más allá de eso, es muy importante planificar el viaje considerando estas cuestiones. De lo contrario, no encontrar algún lugar en donde alojarse claramente significa un problema. No obstante, unos sesenta kilómetros antes, se encuentra Tomochi, que es una población de mayor dimensión y cuentan con una mejor infraestructura y servicios.

Barranca De Candameña En Chihuahua
Calificar este artículo

Leave a Reply