Escapada a la costa al Parador de Hondarribia

En Guipúzcoa existe una población milenaria que espera a ser descubierta: Hondarribia. Con este fin, os proponemos esta escapada a la costa al Parador de Hondarribia.

Los primeros documentos sobre el origen de Hondarribia sitúan la fundación de esta ciudad, como tal, en el año 1500. Este es el año que se hace constar en el llamado “Libro Grande” del archivo de este Ayuntamiento. Aunque según dejó escrito un cronista del Rey Felipe II, a esta ciudad “se le han de confesar dos mil y más años de antigüedad. Las cercas y muros viejos, y la población de sus casas son también testimonio de su antigua fundación”.

Escapada a la costa al Parador de Hondarribia

Pero aún hay otros datos que, aunque no escritos, permiten localizar a los primeros habitantes. Estas personas ya cazaban, pescaban o recolectaban por estos contornos hace unos 35.000 años. Así lo atestiguan los restos encontrados en las cuevas prehistóricas en la próxima ciudad de Rentería. Es más: no son pocos los cronistas e historiadores que sitúan a los primeros pobladores de Vasconia nada menos que en los alrededores del Diluvio Universal. ¿Os animáis a descubrir tal ciudad milenaria?

El alojamiento que os proponemos en esta escapada es el Parador de Hondarribia, un hermoso castillo que mantiene la estructura de auténtica fortaleza medieval en un entorno monumental y costero, sobre el estuario del Bidasoa. Su aspecto defensivo, con gruesos muros, esconde un interior magistralmente recuperado.

La respetuosa modernización de este recinto ha sabido guardar los numerosos recuerdos de un turbulento y esplendoroso pasado no desprovisto de fantasmas y leyendas. No en vano fue Hondarribia, durante siglos, cuna y satánica sede de brujas y akelarres. A poco que queráis, en la recepción os darán más de un detalle: “por los numerosos pasadizos que hay bajo el castillo se ha dado más de un caso de gente que entró y nunca salió… Y aquí las paredes crujen por las noches”.

Una escapada con glamour

Lo han podido comprobar los muchos y muy ilustres huéspedes que aquí han estado: Sofía Loren, Paco Camino, Natalia Figueroa, Camilo José Cela o el propio Pompidou. Además, este palacio serviría de real parada y fonda para aún más poderosos personajes. Y así fue amable y acogedor refugio de Carlos V, de Felipe III y de Felipe IV. Y de reinas como Isabel de Valois, la tercera esposa de Felipe II.

Destaca en este conjunto la piedra inmensa y desnuda que enmarca el patio así como las hermosas vistas que sobre la costa francesa y el mar, puede contemplar el huésped desde su espléndida terraza o desde algunas habitaciones. Hermosos recovecos, espacios adornados con arcos, forjados y artesonados envuelven al viajero en una atmósfera de indescriptible belleza. Lanzas, cañones y armaduras integran la decoración interior aportando un aire de elegancia en el ambiente más cómodo y confortable.

Datos curiosos

¿Sabías qué? El Parador de Hondarribia fue inaugurado como Parador Nacional por el propio general Franco en 1968.

¿Sabías qué? Advierten también las crónicas que no siempre Hondarribia ha formado parte de la Hermandad Guipuzcoana. Alternativamente, y desde tiempos remotos formó parte de Navarra. Sería definitivamente a principio del siglo XIX cuando se reincorporaría a Guipúzcoa.
Escapada a la costa al Parador de Hondarribia
Calificar este artículo

Leave a Reply