Escapadas de San Valentín: las más románticas

Se acerca el día de San Valentín y esta semana nos hemos propuesto un reto tan difícil como subjetivo; recomendar a quienes que estén dudosos y que quieran sorprender a su pareja cinco destinos románticos en España.

1. Albarracín, en Teruel, pueblo romántico donde los haya y sin duda uno de los más bonitos de España. Medieval al estilo árabe, en un perfecto estado de conservación, tiene el encanto añadido de encontrarse enclavado en las faldas de una montaña y a orillas del río Guadalaviar en plenos Montes Universales. Podéis completar vuestra estancia en el monumental lugar, yendo a ver las interesantísimas pinturas rupestres del pinar de Rodeno a escasos kilómetros o acercándoos a Teruel, tan sólo a 38 kilómetros, donde descansan los Amantes de Teruel, que como reza la leyenda murieron por amor.

2. En segundo lugar y aunque pueda parecer tópico, no debemos dejar de recomendar la visita a Sevilla a quienes aun no la conozcan. Sobre ella todo se ha dicho y escrito, pero subir a la Giralda o pasear por el barrio de Santa Cruz, el parque de Maria Luisa o las dos orillas del río Guadalquivir resulta enormemente evocador y romántico. Las opciones turísticas en Sevilla son casi ilimitadas y precisan de un apartado considerable, por lo que nos limitaremos simplemente a aconsejaros que vayáis.

3. En tercer lugar proponemos Cáceres y Mérida, en Extremadura. El impresionante centro histórico de la primera y el magnífico estado de conservación de los monumentos de época romana de la segunda, os permitirán viajar en el tiempo a épocas remotas y de un dorado esplendor. Si decidís ir en verano, no dejéis de acudir al festival del Teatro Romano en Mérida para sumergiros más intensamente en aquél pasado milenario. Cenar en una terraza de la plaza Mayor de Cáceres y luego tomar un té delicioso en alguna de las teterías de los aledaños para digerir mejor la comida puede ser un plan estupendo, y por supuesto, de lo más romántico.

4. No podemos resistir la tentación de recomendar una escapada a Santiago de Compostela, ideal en cualquier época del año, pues pasear en un día lluvioso entre sus calles antiguas y estrechas, buscando el abrigo de algún bello soportal o refugio más reconfortante en cualquier bar del centro, donde quizás os encontréis a unos tunos cantando, nos parece muy romántico. Visitar al Apóstol Santiago con vuestra pareja, para que de alguna manera bendiga vuestro amor, nos parece una forma muy hermosa y tradicional de celebrar el día de los enamorados.

5. A sabiendas de que nos dejamos por el camino numerosas opciones igualmente recomendables por su belleza y romanticismo, pero conscientes de lo limitada que es cualquier propuesta de esta tipo, hemos optado por el Pirineo Aragonés, cuya belleza salvaje no puede dejar indiferente a nadie y nos hace mas proclives a los más hermosos sentimientos. Dada la extensión de este territorio, proponemos dos localidades, ambas con una amplia oferta hostelera pese a su reducido tamaño; Torla por su proximidad al Valle de Ordesa y Ainsa, por su bellísimo casco antiguo completamente amurallado.

Escapadas de San Valentín: las más románticas
Calificar este artículo

Leave a Reply