Guanajuato Y El Cerro Del Cubilete

El Cerro del Cubilete, uno de los sitios de interés más frecuentado por turistas internacionales, nacionales y por los propios habitantes de Guanajuato, es una montaña ubicada en el municipio de Silao y conforma el centro geográfico de la República Mexicana.

Para entender su historia es inevitable que tengamos que remontarnos hacia los orígenes de la Conquista de América, cuando los españoles impusieron a los habitantes originarios una cosmovisión particular centrada en el Dios Padre y su hijo, Jesús como únicas fuentes de adoración y culto. Esto es importante, ya que en la cima del Cerro del Cubilete lo que se hallaba era originariamente la escultura de un Cristo Rey pequeño que fue duramente bombardeada desde una avioneta durante la etapa más crítica y dura de lo que se llamó la “Guerra Cristera”, última etapa armada de la revolución mexicana.

En su lugar, se edificó nuevamente la estatua de un Cristo Rey, esta vez de dimensiones mucho más grandes y se construyó en su base un santuario de grandioso esplendor. La estatua fue obra de Nicolás Mariscal quien la ideó y llevó a cabo en el año 1944. Como base de la imponente estatua a Cristo Rey encontramos la no menos imponente basílica en forma de globo terráqueo. Este santuario tiene capacidad para albergar en su interior a un amplio número de peregrinos que asisten a sus puertas durante todo el año, pero más especialmente durante la fiesta del Cristo Rey, que se realiza el 21 de noviembre en todo México. Es para esta fecha cuando llegan peregrinos de todos los estados mexicanos, que se acercan en grandes y fastuosas procesiones a rendirle culto a su dios.

La escultura es sublime, mide 20 metros de altura y pesa aproximadamente 80 toneladas, todo lo cual nos habla de la imponencia y majestuosidad con que nos toparemos si decidimos visitar Guanajuato y especialmente Silao. A la misma se llega subiendo el Cerro el Cubilete por un sendero angosto de tierra, pasando por un camino empedrado que lo rodea hasta llegar por fin a una glorieta superior, que funciona como mirador paradisíaco y estacionamiento. El recorrido es de mucha pendiente y curvas cerradas, y es particularmente ideal para los amantes del alpinismo y las caminatas. Una vez que arribamos a la cima, conocer el santuario se transforma en una experiencia fascinante, ya que en él podremos descubrir distintas piezas de arte, destacando entre ellas una custodia de gran tamaño.

La estatua, asentada sobre el santuario y en la base del cerro, y construida por el escultor Fidias Elizondo, fue declarada recientemente como la estatua más grande de todo el mundo hecha de bronce. Todo el edificio, incluida la imagen del Cristo Rey siguen el estilo arquitectónico del Art Deco, estilo que se puede observar con mayor intensidad en la planta, los alzados y el conjunto de materiales utilizados para su construcción. En el interior del santuario, sobre una plataforma circular, está la mesa del altar y sobre la misma, en señal de realeza,  cuelga una imponente corona metálica, que enfatiza la bóveda circular realizada con anillos y nervaduras.

Por el exterior, la construcción funciona como base y sustento de la escultura; en ésta última vemos la imagen del Cristo Rey con los brazos extendidos, abiertos y dos hermosos ángeles que se arrodillan a sus pies y le presentan la corona con espinas y otra corona, una real de coronación.

En el mismo municipio podremos conocer, en consonancia con la envergadura y la importancia del Cerro el Cubilete, el Museo Cristero, especial para explorar documentos visuales y gráficos que van dando cuenta de las particularidades de la historia y la época en que el Cristo fue edificado.

El Cerro del Cubilete se encuentra aproximadamente a 35 minutos por fuera de la ciudad capital de Guanajuato y a él podremos llegar mediante un tour turístico (cualquier empresa de viajes de la capital incluyen este recorrido como obligatorio) o en auto personal. Es recomendable llevar zapatos cómodos, ya que para poder contemplar el Cristo desde cerca y explorar el santuario construido en su base, se vuelve necesario ascender por el cerro, y esta es una actividad que requiere de comodidad en la vestimenta y el calzado para hacerla. Cuando arribamos al lugar, desde la plaza de acceso al cerro podremos disfrutar de la mejor vista del bajío guanajuatense, una vista panorámica y amplia que nos deleitará por completo. En esta plaza se respira aire bien puro y una mística mágica que no podremos describir luego. En este sitio encontraremos mucha paz y tranquilidad, podremos tomar contacto con el mundo natural que nos rodea y disfrutar de un recorrido por sus zonas representativas de una parte muy importante de la historia de México, parque que conforma en gran medida la cultura de los mexicanos.

Guanajuato Y El Cerro Del Cubilete
Calificar este artículo

Leave a Reply