10 Cosas que hacer en Peñíscola. Playa y cultura en la costa norte de Castellón

Peñíscola se encuentra en el norte de la provincia de Castellón, a medio camino entre los principales centros turísticos: Barcelona y Valencia. En esta oportunidad te mostraré 10 cosas que hacer en Peñíscola para disfrutar al máximo en este municipio valenciano.

Este pueblo pequeño y bien cuidado, que huele a naranjos, ha sido durante mucho tiempo un pueblo de pescadores. Sin embargo, gracias a su hermosa ubicación, clima cálido e inusuales monumentos históricos, pudo convertirse en el famoso balneario español de la Costa de Azahar.

10 Cosas que hacer en Peñíscola

10 Cosas que hacer en Peñíscola

Los residentes locales con orgullo llaman a su ciudad uno de los pilares de la cocina valenciana. Justamente fueron los pescadores locales los que colaboraron en la creación de recetas para muchos platos tradicionales de mariscos. Peñíscola ofrece unas vacaciones de playa clásicas combinadas con muchas atracciones históricas y naturales ubicadas cerca de ella.

10 Cosas que hacer en la Peñíscola

Situada a orillas del Mediterráneo, en la provincia de Castellón en la Comunidad Valenciana, Peñíscola es la ciudad ideal para combinar el turismo playero con el cultural. Aquí van unas ideas por si os animáis a visitar esta histórica ciudad: 10 cosas que hacer en Peñíscola.

1. La visita al Castillo de Peñíscola es obligada

La emblemática fortaleza esta erigida en lo alto del peñón que domina la ciudad y ofrece unas vistas magníficas. Es la segunda más visitada después de la Alhambra de Granada. Su importancia se debe entre otras cosas a que puede presumir de ser una de las tres únicas residencias papales que ha habido en la historia, junto a la de Aviñón y por supuesto el Vaticano.

2. Contemplar el Bufador

Junto a la muralla, merece la pena acercarse a contemplar El Bufador, un pequeño hueco en la roca del peñón, por donde, cuando sube la marea, el mar brama, bufa y escupe agua.

3. Ermita de la Virgen de la Ermitana

Adosada a la fortificación se encuentra la Ermita de la Virgen de la Ermitana, patrona local, considerada Monumento Histórico-Artístico por su fachada de sillar, arquetipo del barroco valenciano. Otro templo importante es la Iglesia de la Virgen del Socorro, donde los papas Benedicto XIII y Clemente VIII celebraban las misas.

4. Visitar el museo del Mar

El Museo del Mar, situado sobre el Baluarte del Príncipe, está dedicado a la historia marinera de esta ciudad, pero también a su fauna marina y a la pesca. Posee además tres acuarios con las especies autóctonas.

5. Disfrutar las playas de la Peñíscola

La playa de Peñíscola, donde se puede disfrutar del agradable clima de la costa valenciana tiene el encanto añadido de la espectacular vista del castillo que la domina. Precisamente en esta playa fue el escenario donde se rodó la batalla final de la película El Cid.

6. Recorrer el puerto pesquero

También resulta agradable pasear por el puerto pesquero, lleno de vida para contemplar el ir y venir de los barcos cuando salen a faenar. Se trata además de uno de los puertos más importantes de Valencia.

7. Montañismo en Sierra de Irta

Si queréis hacer además turismo de montaña, tenéis la posibilidad de adentraros en la Sierra de Irta que también pertenece a este municipio y donde podréis recorrer senderos tan bellos como el que lleva a la Ermita de San Antonio.

8. Visitar el Parque Natural de las Islas Columbretes

Otra bella excursión que podéis realizar es al Parque Natural de las Islas Columbretes, de origen volcánico. Aunque para ello tendréis que alquilar una embarcación, pues no hay servicio de transporte regular en este sentido.

9. Disfrutar de los festivales artísticos

En cuanto al resto de la oferta cultural de Peñíscola destacaremos el Festival de Teatro Clásico Castillo de Peñíscola, que se celebra en los meses de julio y agosto, y el Festival Internacional de Cine de Comedia de Peñíscola.

10. Disfrutar la deliciosa comida de Peñíscola

Por último, respecto a la gastronomía de la zona, recomendamos probar la deliciosa paella y otros platos también muy marineros como la fideuá, el all i pebre de rape, el arroz rossejat o el remescló.

Cómo llegar a Peñíscola

El aeropuerto más cercano a Peñíscola se encuentra en la ciudad de Reus (100 km). Sin embargo, la mayoría de los turistas prefieren viajar a través de Valencia que es más turística (150 km). Desde Valencia o Reus se puede viajar a Peñíscola en taxi, autobús o tren. En la ciudad, podemos encontrar los autobuses de las compañías Avanzabus y Hife.

La estación de tren de Benicarlo-Peñíscola se encuentra a 7 km del centro de la ciudad, pero es fácil encontrar un taxi o un minibús a Peñíscola. Para ubicar el horario del tren, puedes visitar el sitio web de los ferrocarriles de España.

Servicios de transporte en Peñíscola

Es conveniente viajar por la ciudad en autobuses AMSA de colores amarillo y azul. En Peñíscola, sólo existe una línea de autobús, por lo que al momento de plantar sólo es necesario leer el destino en el parabrisas. Si dice Peñíscola significa que el autobús que va al centro de la ciudad y Benicarló-Vinaroz fuera de él.

Por cierto, AMSA funciona no sólo para la localidad, sino también en dos ciudades cercanas – Benicarló y Vinaroz. Por lo tanto, con tan sólo unos pocos euros se puede explorar cómodamente el entorno paisajístico.

Los autobuses no se detienen en el centro histórico de la ciudad, es más conveniente caminar allí o directamente en la calle para tomar un taxi. En Peñíscola hay varios alquileres de bicicletas, por ejemplo, en la avenida Papa Luna, que se extiende a lo largo de la costa. Allí puedes alquilar una bicicleta inusual para 3-5 personas o un pequeño scooter.

Hoteles en Peñíscola

Al igual que muchas ciudades costeras, Peñíscola cuenta con una gran cantidad de hoteles, hostales, apartamentos, cabañas e incluso chalets.

Para la noche en el albergue más barato tendrá que pagar 40-50 euros. En el hotel de la costa, ubicado fuera de la ciudad, suelen cobrar de 55 a 80 euros por habitación. Los hoteles ubicados al mismo tiempo cerca del centro y al mar exponen los precios desde 100 euros por noche. La casa o chalet privado en la zona costera tendrá un costo de 220 EUR o más.

La mayoría de los hoteles tienen una piscina privada, un restaurante y una referencia para los turistas. Los precios son referenciales y pueden variar de acuerdo a la temporada.

Playas de Peñíscola

Peñíscola tiene dos playas públicas, Playa Norte y Sur, se encuentran dentro de la ciudad, muy cerca del centro histórico. La primera se extiende por 5,5 km desde el castillo de “Papa de la Luna” hasta la vecina ciudad de Benicarlo a lo largo del paseo principal, donde hay tiendas, cafeterías y restaurantes.

La playa Norte tiene fina arena limpia y mar de olas suaves, siendo ideal para unas vacaciones en familia. Vestuarios (sin cargo) y tumbonas (con cargo extra) para tomar el sol, también hay una oportunidad de practicar esquí acuático, scooters, piragüismo.

Playa Sur tiene solo 850 metros de largo, pero hay menos turistas y la Escuela Marítima está cerca. En esta playa todos pueden aprender a practicar el remo, kayak y windsurf.

Además, la playa está parcialmente cerrada por las antiguas murallas de la Fortaleza de Peñíscola. Esta estructura le da una vista romántica y protege bien de la fresca brisa marina. Entre las playas más apartadas tenemos:

  • Playa de las Viudas,
  • Playa del Russo
  • y Playa de la Petxina, amado por los expertos en buceo.

Situada a orillas del Mediterráneo, en la provincia de Castellón en la Comunidad Valenciana, Peñíscola es la ciudad ideal para combinar el turismo playero con el cultural. Aquí tienes unas ideas por si os animáis a visitar esta histórica ciudad: 10 cosas que hacer en Peñíscola.

 

10 Cosas que hacer en Peñíscola. Playa y cultura en la costa norte de Castellón
5 (100%) 6 votes

Leave a Reply