7 Cosas que hacer en Tudela

En Tudela se encuentran un alma rural amante de la tierra y una naturaleza industrial y pragmática. Esta magnífica ciudad es la segunda ciudad más importante de Navarra, comunidad autónoma de España. Situada a orillas del río Ebro, a 94 km al sur de Pamplona, ​​Tudela goza de una ubicación privilegiada. Además, posee terrenos fértiles, fácil comunicación con el resto del país y una sorprendente concentración de interesantes atracciones turísticas. En este sentido, hoy hablaré sobre 7 cosas que hacer en Tudela.

Dominado por los árabes entre 716 y 1114, cuando dependía de Andalucía, su territorio realmente sufrió diversos cambios. Por lo mismo, vio coexistir dentro de sus mismas fronteras a los musulmanes, cristianos y judíos. Tudela experimentó un notable crecimiento económico desde 1771, cuando se fundó la Sociedad Económica de Real Amigos del País. Desde entonces, la industrialización experimentó un fuerte aumento, hasta el asentamiento en el área de varias empresas multinacionales modernas.

7 Cosas que hacer en Tudela

7 Cosas que hacer en Tudela

El resultado es una ciudad proyectada hacia el futuro con optimismo y energía, pero siempre mirando al pasado con orgullo. Por esta razón, en conjunto con el deseo de crecer, Tudela es un monumento histórico muy valioso.

7 cosas que hacer en Tudela

Esta ciudad, moderna e industrial, pero a la vez monumental, es la segunda importante de Navarra después de la capital. Por lo tanto, su visita es recomendable para conocer la parte de la región que vive de cara al valle. Te hago llegar algunas recomendaciones con siete cosas que ver y hacer por si decides viajar a Tudela.

1. Visitar el puente árabe

Si vienes desde Pamplona, lo más probable es que tengas que cruzar el Ebro para entrar en la ciudad por el puente árabe del siglo IX. Es realmente bonito ya que consta de 17 arcos y mide cerca de 400 metros.

2. Visitar la Iglesia de la Magdalena

Al otro lado del puente, se encuentra la Iglesia de la Magdalena, monumento nacional, de origen románico y que dentro de sus muros encierra un impresionante retablo mayor plateresco del siglo XVI.

3. Catedral de la Virgen

Otro templo de recomendada visita y escasamente separado de esta iglesia, es la Catedral de la Virgen, de estilo gótico, con tres bellas puertas (la más conocida es la del Juicio) y un claustro bastante interesante.

4. Paseo por el casco viejo de la ciudad de Tudela

El casco viejo de la ciudad bien merece un tranquilo paseo pues en el abundan los edificios monumentales; el Palacio del Marqués de Huarte (siglo XVIII), el Ayuntamiento (siglo XV), la Iglesia de San Jorge (siglo XVII), la Iglesia de la Enseñanza, el Palacio Decanal o la Casa de Los Condes de Heredia Espinola. Destacamos el Palacio del Marqués de San Adrián, bello ejemplo arquitectónico del renacimiento navarro. Actualmente es la sede de la universidad a distancia. Vale la pena contemplar el patio interior de dos alturas con columnas y arcos ricamente ornamentados.

5. Visitar los Museos de Tudela y Muñoz Sola

Si vas bien de tiempo, te aconsejo que visites dos museos: El Museo de Tudela, en el Palacio Decanal y el Museo Muñoz Sola, en la Casa-Palacio de los Beráiz.

6. Recorrer las Bardenas Reales de Navarra

Los amantes de la naturaleza podrán encontrar en las Bardenas Reales de Navarra (Reserva Mundial de la Biosfera) los parajes idóneos para sus excursiones. Se dividen en tres zonas de gran riqueza ecológica: la Bardena Blanca, la Bardena Negra y el Plano. Si quieres buenas vistas, entonces acércate al Santuario de Sancho Abarca.

7. Disfruta de la gastronomía de Tudela

Respecto a la gastronomía, se puede decir que aquí la reina es la huerta del Ebro. Famosos son los espárragos, las alcachofas y los cogollos de Tudela. Otros platos típicos son los jarretes y el calderete. El vino navarro es de gran calidad y tiene una prestigiosa y merecida denominación de origen.

Principales atractivos de Tudela

Entre los monumentos más importantes tenemos la catedral, que combina características del gótico con las de la escuela románica. La imponente estructura, con tres naves, es el refugio excepcional de obras de arte de gran valor, que incluye varias pinturas y algunas estatuas admirables.

Bastante cerca de la iglesia encontramos el Museo Diocesano de Arte Sacro, el guardián de los códigos de documentos históricos. Continuando la caminata se llega, no lejos del museo, al Palacio Episcopal un impecable ejemplo del estilo plateresco. Las iglesias que vale la pena visitar en Tudela no terminan aquí. La Iglesia de San Jorge y la de San Nicolás, ambas erigidas en el siglo XVIII, también merecen ser visitadas. Además, está la Iglesia de la Magdalena que se caracteriza por el campanario románico y el portal del siglo XIII, que representa a Cristo el creador.

Centro cultural de Tudela

Aparte de los edificios religiosos, debes visitar el famoso Castel Ruiz, construido originalmente para albergar a un convento de jesuitas. Pasó a manos de los ciudadanos de la ciudad en 1767 y fue utilizado como sede de diferentes escuelas, seminarios. Después sería sede de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Actualmente el edificio alberga el Centro Cultural de Tudela, que se encarga de organizar diversas actividades.

Museo César Muñoz Sola

Los amantes del arte pueden visitar el Museo César Muñoz Sola. Fue construido como homenaje al artista del mismo nombre originario de la ciudad, que vivió entre 1921 y 2000. La exposición reúne pinturas francesas del siglo XIX que el artista logró coleccionar a lo largo de su vida.

Atractivos al aire libre

Finalmente, los amantes del movimiento y la vida al aire libre encontrarán en Tudela el punto de partida ideal para explorar las zonas verdes más interesantes de la región. El recorrido abarca desde las Bardenas Reales hasta el Despoblado de Rada, pasando por la Vía Verde del Tarazonica. En el verano, especialmente si tienex niños a cuestas, puede visitar el Parque Senda Viva, en las cercanías de Arguendas. Aquí viven en semilibertad varias especies de animales, además tiene una emocionante ruta temática para el descubrimiento de la naturaleza.

Eventos culturales en Tudela

Volviendo al corazón de Tudela, no olvides que los monumentos son solo un componente de la historia de la ciudad. Para conocer más la ciudad, existen innumerables eventos populares que contribuyen a mantener viva la tradición popular de la zona. Por ejemplo, las parroquias se celebran periódicamente en todos los distritos, mientras que en el Barrio de la Azucarera se celebra el día en que se inauguró una importante refinería de azúcar: su fundación significó, de hecho, el renacimiento económico de la ciudad hacia la era moderna industrializada.

Festival de Santa Ana

El festival principal es el Festival Patronal de Santa Ana, celebrado entre el 24 y el 30 de julio. Incluye todo tipo de entretenimientos, desde música y baile, hasta la degustación de especialidades gastronómicas locales. La fiesta culmina con la noche de “El toro de fuego”, una costumbre que se repite en Tudela desde 1972. Esta fiesta consistía dejar correr un toro por las calles de la ciudad con una antorcha encendida en los cuernos. Hoy el toro ha sido reemplazado por una carcasa de metal equipada con cuernos falsos.

Cuándo y cómo llegar a Tudela

No hay una temporada óptima para visitar Tudela. Todas las épocas del año son buenas, siempre y cuando estés preparado para el clima que encontrarás. En invierno, las temperaturas pueden ser bastante bajas. De hecho, los valores promedio de enero oscilan entre un mínimo de 3°C y un máximo de 10°C.

Por el contrario, en pleno verano, los días son secos y el calor puede ser bochornoso. Las temperaturas promedio en agosto oscilan entre 15°C y 29°C, pero debemos recordar algunas prendas abrigadoras para las noches frescas. Los períodos más húmedos son primavera y otoño.

Para llegar a Tudela puedes optar por tomar el avión y aterrizar en el aeropuerto internacional de Zaragoza. Este se encuentra a unos 78 km del destino y bien conectado con las principales ciudades europeas. Quienes prefieran el coche y vengan en dirección a Pamplona pueden tomar la carretera nacional 121, la misma que conecta Tudela con Zaragoza, o la autopista A15. Pero también puedes llegar a pie, ya que Tudela es una de las etapas panorámicas del Camino de Santiago.

 

7 Cosas que hacer en Tudela
5 (100%) 6 votes

Leave a Reply