Quiero Ver Osos Polares

El oso polar es un mamífero que despierta mucha ternura y que prácticamente todo el mundo desea ver. Parce mentira que una máquina de matar como esa, pueda ser a la vez tan bonita.

Y así es, señores, el oso polar es el mamífero más peligroso que hay en el Ártico y el predador más temido. Se alimenta principalmente de focas, por eso lo solemos encontrar merodeando por los límites de la capa de hielo.

Son animales solitarios, a diferencia de los bueyes almizcleros y las morsas.

Su cuerpo es bastante alargado y sus patas muy fuertes y robustas, para poder andar y nadar.

Los machos llegan a pesar entre 400 y 600 kilos, mientras que el peso de las hembras oscila entre los 200 y 300 kilos. A pesar de su tamaño son muy ágiles, tanto por tierra como por mar.

El único momento en que se reúnen los machos y las hembras y lo hacen de forma amistosa es durante el apareamiento, que se produce entre abril y mayo. Aunque los óvulos no se desarrollan hasta pasado el verano, en septiembre.

Los osos polares no hibernan y ,mientras la hembra da a luz uno, dos o incluso tres cachorros, los machos vagabundean por la capa de hielo a la búsqueda de comida. Son seguidos de cerca por los zorros árticos, que se alimentan de las sobras del oso polar.

Las crias nacen en octubre y para principios del verano ya se habrán desarrollado completamente.

Los machos se comen a los cachorros para que la hembra vuelva a entrar en celo.

¿Dónde podemos ver oso polares? En el Ártico y, dentro del Ártico, el mejor sitio para verlos es Svalbard, el archipiélago noruego ubicado a tan sólo 1000 km del Polo Norte.

Svalbard está considerada la mayor reserva natural de Europa y a menudo nos sorprende la gran variedad de especies animales que podemos encontrar allí.

¿Cuándo podemos ir de viaje a Svalbard? Entre los meses de junio y septiembre.

¿Cuándo es el mejor momento para ver osos polares? Julio y agosto.

¿Qué tipo de viajes podemos realizar? Principalmente, viajes en barco alrededor de la isla más grande del archipiélago, Spitsbergen. Los viajes tienen una duración aproximada de entre 10 y 15 días.

¿Cómo podemos llegar a Spitsbergen? Con Fly SAS. Ahora bien, cabe tener presente que hay un único vuelo entre Oslo y el archipiélago, así que más vale reservar con mucha antelación porque, de lo contrario, podemos quedarnos sin plaza o tener que pagar una auténtica fortuna para poder llegar.

A Svalbard también podemos viajar durante el invierno. Los osos polares estarán ivernando, pero podremos disfrutar del fantástico espectáculo que son las auroras boreales. Además de hacer excursiones con trineos de huskies o practicar sky de fondo.

Quiero Ver Osos Polares
Calificar este artículo

Leave a Reply