Siete cosas que hacer en los Picos de Europa

El Parque Nacional de los Picos de Europa está situado en el centro de la Cordillera Cantábrica. Exactamente entre las regiones de Castilla y León, Asturias y Cantabria. Este parque comprende las cumbres más altas de esta cadena montañosa, como la Torre de Santa Castilla, el Llambrión o la Torre Cerredo. Esta última supone el techo de la cordillera con sus 2.648 metros. Esto la convierte en la tercera más alta de la Península Ibérica por detrás de Sierra Nevada y los Pirineos. Hoy presentamos siete cosas que ver y hacer en los Picos de Europa si decidís viajar a este paraíso natural:

1La montaña de Covadonga. Donde precisamente se encuentra una de las joyas paisajísticas de los Picos de Europa. Nos referimos a los Lagos de Covadonga, de origen glaciar; Enol, Ercina y Bricial. Estos además suelen ser el escenario final de una de las etapas más emblemáticas de la Vuelta Ciclista a España.

2 – En las estribaciones de esta montaña asturiana se encuentra la Santa Cueva de Covadonga, quizás el santuario más importante de Asturias y cuya fundación nos remonta según la leyenda a los tiempos de Don Pelayo, quien derroto precisamente en estos lugares en el año 722 a los musulmanes, dando lugar así al comienzo de la Reconquista Cristiana de la Península Iberica.

3 – Si hay una montaña mítica en los Picos de Europa y en España en general, ésa es sin duda el Picu Urrielu, también conocido como Naranjo de Bulnes (2.519 metros), con sus impresionantes 550 metros de pared vertical oeste. Si te gusta la escalada y los deportes de riesgo, esta montaña ofrece diferentes vías de dificultad muy variada.

4 – La Garganta del Cares, también llamada Garganta Divina. Aunque podríamos recomendar muchos lugares por los que realizar senderismo, quizás sea este uno de los mas bellos. Situada en la frontera entre Castilla León y Asturias, tiene una longitud de unos 12 km. y atraviesa los escarpados Picos de Europa siguiendo el paso del río Cares.

5Subir al Teleférico de Fuente Dé, en Cantabria. Supone, haciendo el mínimo esfuerzo, el poder disfrutar de unas vistas fascinantes a 1.823 metros de altura. Cuesta unos 15 euros entre ida y vuelta, pero merece la pena, siempre que no se sufra de vértigo.

6 – Los pueblos pintorescos de estas montañas son muchos, gracias a la difícil orografía del paisaje que los ha salvaguardado durante cientos de años. Recomendamos visitar Mogroviejo, Potes, Pío de Sajambre, y Cangas de Onís entre otros.

7 – Respecto a la comida que podréis disfrutar, os recomendamos y aunque pueda parecer tópico un buen plato de fabada, acompañado si puede ser con sidra. Nada mejor para reponerse, sobre todo si el día es frío.

En definitiva, los Picos de Europa constituyen una de las regiones más bellas y ricas en historia de España. Además suponen uno de los últimos refugios de especies en peligro de extinción como el oso pardo y el urogallo. No en balde es el segundo parque nacional más visitado después del Parque Nacional Del Teide.

Siete cosas que hacer en los Picos de Europa
Calificar este artículo

Leave a Reply